domingo, 10 de noviembre de 2013

Villaluenga del Rosario en dibujo

Y por supuesto...
Mezcla definida en clave de Cómic.

Se sitúa en el centro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a los pies del Navazo Alto  y en frente de la Sierra de Líbar. Se encuentra a una altitud de 858 metros sobre el nivel del mar, siendo el pueblo más elevado, y a su vez más pequeño, de la provincia de Cádiz.

Gentilicio: Villaluenguense/sa


<img src="Villaluenga del Rosario.jpg" alt="Villaluenga del Rosario en cómic"/>



A Villaluenga del Rosario


A la falda de una mole maciza
Se posa un collar de perlas blancas
Antigua joya del reino de granada
Vieja villa de Castilla

Señora libre de condes y marquesados
¡Señorita de las siete villas!
Se alza prístina en la cúspide serrana
Testigo de epopeyas, de huestes y cruzados

de alcazaba las sierras ¡¡Villa medieval!, 
La de la viña y la del Saltillo
 Mojón alto la del homenaje
Almenas en el roquedal

Se ha parado el tiempo en los navazos
En el canchal pedregoso, en la cañada del encinar
Historias de valientes en las cuevas
De bandidos, hombres buenos, héroes y mozos

Tallada en la caliza se acurruca en las nevascas
Florece en primavera oreada la tierra salvaje
 Idilio de tus vástagos, tierra alta altruista dadora
 A los manantiales y a las cuencas

Rezuma vida de Qenat y de pozos
Caminos de aguateros y afuereños
De cabreros afables andariegos
De piel permeable fango generoso

Se han vestido de ocre los alamillos 
 El de Bermeja, La tierra de arcilla y las tejas 
llega la noche, se han encendido las farolas en luenga
Un Rosario de estrellas en Villaluenga.


Piropos a la Sierra
Juan Romero


------------------------------------------------------------------------------------------------

Historia

Hay evidencias de que la zona de la Manga de Villaluenga ha estado habitada desde el Paleolítico Superior, como muestran los recientes descubrimientos del grupo G.I.E.X. de Jerez en la Sierra del Chaparral.
Villaluenga del Rosario, La denominación de “Villaluenga” le viene dada por la forma estrecha y larga que presenta el casco de la población. Desde muy antiguo es manifiesta la devoción de los habitantes de Villaluenga por la Virgen del Rosario hasta el punto de que, además de tenerla por Patrona desde el siglo XVIII, añadieron esta
Miguel Angel,
Taller de Heráldica y Vexilología
advocación de la Virgen al antiguo nombre que era, simplemente, Villaluenga. Estuvo ocupada por los árabes del 716 hasta 1485, año en que Rodrigo Ponce de León ya marqués de Cádiz y duque de Arcos se lo tomó a los árabes. Según un privilegio fechado en Jaén el 11 de enero de 1498, Villaluenga fue la capital del señorío de las siete villas (Benaocaz, Grazalema, Ubrique, Archite, Cardela y Aznalmara, además de Villaluenga).

Villaluenga, ya recuperada durante el siglo XVIII, vivió en paz largos años, aumentando su riqueza hasta el punto de subvencionar las obras del puente sobre el Tajo de Ronda, que une la ciudad antigua con la moderna, conservándose aún en el Ayuntamiento el arca de madera de donde salieron las onzas de oro para tal préstamo. La Junta de Propios y Arbitrios de Ronda tenía grandes dificultades para reunir los 800.000 reales con que debía contribuir la ciudad para las obras del Puente Nuevo. Las obras iban a ritmo acelerado, por lo que necesitaban con urgencia el caudal, pero a todas las puertas a las que llamaba el Vizconde de las Torres Luzón, como encargado de tal hacer, pidiendo ayuda económica, le fueron cerradas. Ante tal situación, el Sr. Justiz consigue la autorización para la ciudad de Ronda a tomar "caudales a premio" hasta una cantidad de 20.000 ducados, dándole el fiscal del Consejo y Cámara de Castilla una orden, fechada el 6 de julio de 1791, para que Villaluenga pusiera a disposición de la Junta de Propios y Arbitrios de Ronda 10.000 ducados de los 248.788 reales y 26 maravedíes que tenía existentes en caja. Desde la fecha de entrega del préstamo hasta su cancelación transcurrió más de medio siglo. Para poder cancelar el mismo, el Ayuntamiento de Ronda cedió una finca a Villaluenga en el término municipal de Cortes de la Frontera (Málaga), que aún conserva, la cual se denominó "Suerte de Villaluenga", hoy conocida como "La Cancha".
En el siglo XIX, con la ocupación peninsular de las tropas napoleónicas, Villaluenga sufre una decadencia económica. Será también en esta época cuando se desarrollará la vida de bandoleros y contrabandistas que, como José María "El Tempranillo" y "Pasos Largos", al abrigo de sus cuevas, practicarán su actividad.
Ya en el siglo XX, al igual que en otras tantas villas, a partir de la década de los sesenta la depresión económica fomenta la emigración.

En otro tiempo Villaluenga destacó por su industria textil, debido a la gran cantidad de ovejas que había en la zona, comercializándse a tal nivel que Felipe IV uniformó a sus soldados con tela fabricada en Villaluenga.
Hasta hace cincuenta o sesenta años la economía de Villaluenga se basaba también en la fabricación de tejas, oficio heredado de los árabes, aprovechando las buenas arcillas de la zona. En la finca "El Tejar" existían dos hornos para la fabricación de tejas y ladrillos. Hoy en día esta actividad se ha perdido.
El recurso económico más importante hasta ahora ha sido la extracción del corcho de sus alcornoques. En los últimos tiempos ha conseguido mantener la estabilidad económica, ya que existe un sector ganadero considerable (de hecho, el municipio cuenta con la única escuela de pastores de Andalucía3 ). Además, en el sector industrial están surgiendo iniciativas empresariales, como la fabricación de quesos, en la que destaca el Queso Payoyo, autóctono de la zona.4 En el sector servicios resaltan las actividades turísticas, dando lugar a la creación de empresas de hostelería, restauración, guías turísticos y venta de productos artesanales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentando me ayudas con este proyecto, (Gracias)