miércoles, 30 de julio de 2014

Ermita de Setenil

Monumencaturas de Setenil de las Bodegas

La Ermita de Nuestra Señora del Carmen se encuentra situada fuera del recinto de la villa, constituye otro de los edificios más significativos de Setenil dada su prominente situación sobre la peña del barrio del Cerrillo.


<img src="Ermita del Carmen.jpg" alt="dibujos de Setenil"/>
Su construcción data del siglo XVIII con planta de una sola nave con pequeño crucero cubierto con una bóveda semiesférica a modo de cúpula sin tambor. La decoración interior es muy sencilla así como los elementos muebles, diversas tallas escultóricas y el retablo-altar que alberga la imagen de Nuestra Señora
del Carmen, patrona de la villa.

La Ermita se compone de tres cuerpos: un primer cuerpo de estructura cuadrada con cuatro pilares adosados sobre los que radica una bóveda de aljibe. En este espacio se localizan los bancos de la Iglesia y un pequeño cristo crucificado que no tiene nombre. El segundo, también cuadrangular, esta vez con una cúpula sobre pechinas alberga en su base algunos bancos, el altar en el centro, la sacristía a la izquierda (puerta de acceso) y la puerta por la que se accede al camarín. El tercer cuerpo de dimensiones más pequeñas, está constituido por una sala de forma pentagonal que es la que cubre el camarín de la virgen.

En cuanto a las cubiertas, la de los dos primeros cuerpos es a dos aguas y la última a cinco aguas. Los muros son de mampostería (piedra, cal y arena); el altar en madera y el suelo de mármol. Los elementos sustentantes son los muros de mampostería, de un grosor aproximado de 45-50 metros; una serie de pilares adosados a los muros sobre los que se sostiene la techumbre y cubierta, y de los que salen unos arcos.

Las cubiertas son de teja, el armazón de las techumbres es de viguetas y el suelo es de mármol. En cuanto a los vanos, nos encontramos la entrada principal, tres ventanas en el lateral derecho y una trasera que da al camarín de la Virgen. Las paredes están encaladas al igual que los techos. El altar es pequeño, de madera pintado en blanco y tiene delante la mesa donde se ofician las misas, ambos están sobre una plataforma rectangular.

Del exterior cabe destacar la portada principal, entre pilastras de orden toscano bajo frontón triangular partido, y la espadaña que la corona.

La Iglesia es muy simple y sencilla, dejando claro que es un lugar exclusivamente dedicado a la virgen, ya que ella destaca por su situación, ofrendas florales y las continuas visitas que tiene lugar cuando está abierta.

Este centro de religiosidad une de manera simbólica al conjunto de la población por encima de la rivalidad que genera la constitución de éste a nivel religioso en mitades simbólico-ceremoniales de las hermandades de los blancos y negros.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentando me ayudas con este proyecto, (Gracias)