lunes, 15 de junio de 2015

Hasta Siempre Espera

Después de haber viajado con las palabras por el tiempo y por su entorno, nos despedimos de Espera, y espero que este trabajo divertido y abstracto al mismo tiempo nos haga más ricos por dentro, más curiosos, y nos atrevamos a buscar esas palabras que muchas veces nos dejan confusos e intrigados en otros. Todas las palabras que componen  estas alabanzas son oro virtual que pululan por nuestras mentes y homenajean a los entornos a los que pertenecen, ayudándonos a conocer mejor lo que nos rodea.

En la actualidad Espera vive dedicada al cultivo de la tierra (cereales, remolacha y girasol) y a las labores de Hormigonados y Pulidos.

¡Click en la imagen para verla en panorámíca!


<img src="Hasta siempre Espera.jpg" alt="trigo y girasoles en dibujo"/>



Al muy Chicharrachero que le gusta cabalgar
Ya se va por los caminos el romanticón
Es un llanero particular, difícil de divisar

¡Ah! Matrero sin dinero, caballero lozano,
Risueño, en lontananza no deja de agasajar.
-----------------------------------------------------------------------------------
Creatividades literarias 
Juan Romero, sí, yo, es mio.

sábado, 13 de junio de 2015

Patrimonio de Espera

Monumencatura de Espera

 Iglesia  Señora de gracia Edad Moderna 1545/1554

<img src="Iglesia de Gracia.jpg" alt="Monumencaturas de Espera"/>


Situado en la ladera del monte, a los pies del castillo, el inmueble se eleva sobre una gran plataforma lo cual genera relaciones urbanísticas y perspectivas visuales de gran calidad. La Iglesia fue edificada a mitad del siglo XVI, posteriormente reconstruida en la mitad de los siglos XVII y XVIII, tras sendos terremotos, bajo las condiciones dadas respectivamente por los arquitectos diocesanos Cristóbal Ortiz y Pedro de Silva. 
El templo presenta planta de cruz griega inscrita en un rectángulo del que sólo resalta adosada por el lado del evangelio al testero, la capilla del Sagrario. La nave central, de un sólo tramo cubierto con bóveda vaída, presenta a sus pies la tribuna del arco apeada sobre una arco rebajado. Dos capillas laterales cubiertas por falso techo la del lado de la Epístola y con doble bóveda de arista, la opuesta completan la planta en este primer tramo. El crucero se cubre con media naranja encamonada y las capillas laterales y el testero con bóvedas vaídas. Los propios arcos torales apeados en pilastras delimitan las pechinas de apeo de la bóveda del crucero. Destaca especialmente en el interior del templo toda la obra de cantería de la capilla del Sagrario, tallada con finas labores que formalizan un orden clásico volteado con una bóveda semiesférica, siendo ésta la única fábrica original que aún perdura en el interior. Bajo el altar mayor, con acceso desde la sacristía, se halla una cripta volteada de cantería con fajones y cañón carpaneles. La fachada principal ofrece al pie de la nave una portada de arco carpanel recercado con un bordón barroco mixtilíneo, decorado con lenguas de fuego y dos columnas de orden toscano estriadas y baquetonadas, apeadas en potentes plintos. El arquitrabe posee un friso de triglifos, que sirven a su vez de motivo decorativo al tímpano del frontón triangular







viernes, 12 de junio de 2015

Alcaide de Fetetar

Yamil Uqba al-Balawi 

El primer Alcaide de Fetetar, castillo de Espera, Cádiz.

Nombrado directamente por Abd al-Rahman III, que construye el castillo de Espera  y lo deja como alcaide y al mando de un nutrido grupo de caballeros.

<img src="Alcaide de Fetetar.jpg" alt="Omeyas en Cómic"/>

Alcayde o Alcaide, era desde la edad media el gobernador o el máximo jefe militar y oficial jurisdiccional de un alcázar, castillo o fortaleza. Sus facultades eran de diferente orden y se extendían tanto a la jurisdicción civil, como criminal, tanto al gobierno militar, como al político.

«Alcaid». Del árabe al-caid, participio del verbo cada, conducir tropas, lo mismo que del latín duco, guiar, se derivó duque, jefe o guía que dirige tropas.

"Viendo esto el califa, llamole que pareciese en su reino, y recibiole en su gracia, y hizole Alcaid  y mando a todos los caballeros y gente de guerra, que eran de matrera, que le obedeciesen como tal"

jueves, 11 de junio de 2015

Fetetar de Abd al-Rahman III

Abd al-Rahman III

Construye el castillo de Espera (Cádiz) y deja como alcaide a Yamil Uqba al-Balawi al mando de un nutrido grupo de caballeros.

<img src="Castillo de AbderramanIII.jpg" alt="Castillos del reino de Granada"/>

Campaña de Abd al-Rahman III contra las serranías de Ronda y Málaga,  su objetivo es derrotar a Omar ibn Hafsún y sus hijos, este bandolero que merodeo por nuestra sierra fue el que remodelo la fortaleza de Matrera.

El segundo eje de la política exterior de Abderramán III fue frenar la expansión en el norte de África del califato fatimí, presente en la región desde 910 y que pretendía expandirse por al-Ándalus. Para reforzar el control del Estrecho de Gibraltar, tomó Melilla y Ceuta ( en el 926 y 932, respectivamente), levantó el castillo de Tarifa y fortificó la bahía de Algeciras.

miércoles, 10 de junio de 2015

Reliquias de Espera

Monumencaturas de Espera.

Ermita de los siglos XVI-XVII. En el interior hay pinturas de buena calidad. Era la capilla de la fortaleza. 

La Ermita del cristo de la antigua serviría de Parroquia hasta finales del siglo XVI, en que se terminó la actual de Santa María de Gracia. Desde su construcción, probablemente la Ermita jamás necesitó de reforma; ya que sus muros conservaban el material característico de aquel entonces, lo mismo que el usado en el Castillo: hormigón hecho a machamartillo, con una mezcla a veces negra, a veces amarilla, seguramente usando la arena de las canteras que aún hay en el Castillo, y que tan famosas eran: ladrillos, piedras, tapiales, eran los materiales usados en su construcción.

<img src="la del cristo.jpg" alt="Ermita en caricatura"/>

Adosada al ángulo Suroeste del Castillo de Fatetar que se alza en la cumbre de un promontorio al Norte de la población de Espera, con el que forma una unidad arquitectónica, la ermita del Santísimo Cristo de la Antigua sirvió de iglesia a los moradores de la villa hasta la consagración a principios del siglo XVII, de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Gracia, con la advocación del Apóstol Santiago, patrono de las Reconquistas Cristianas, lo cual lleva a pensar en su posible construcción por las primeras huestes castellanas que guarnecieron el Castillo a partir de la segunda mitad del siglo XIII.


La ermita es un pequeño edificio de planta rectangular irregular de fachada simple orientada a poniente restaurada en estilo neoclásico con vano recto, pilastras toscanas sobre podios, dintel abovedado y arquitrabe con friso decorado con roleos, rematado con un frontis mixtilíneo partido decorado por jarrones que enmarcan un pequeño óculo. La espadaña sobre repisa denticulada es de doble cuerpo de vanos sencillos adornados con pilastras, aletas de volutas y un coronamiento curvilíneo. 

En el interior sendos arcos fajones de medio punto apilastrados definen tres espacios diferenciados, el primero volteado con bóveda de crucería pétrea apoyada en fondos de lámpara y el último, correspondiente a la Capilla mayor, segregado de los restantes por una reja de hierro forjado. 

En el lado de la Epístola, adosada al Presbiterio, una pequeña estancia hace de sacristía trasdosada al testero dos estancias abovedadas en cañón intercomunicadas con la Sacristía parecen haber tenido acceso desde la liza Suroeste del castillo a través de un pasadizo hoy condenado. 

El arraigo popular de la Ermita deviene de la romería procesional del Cristo de la Antigua que se celebra anualmente en el mes de Septiembre.

martes, 9 de junio de 2015

Casa Cilla

Edad Contemporánea 1771/1848 

Almacenamiento agrícola, Almazaras Oleicultura, Fábricas de aceite. 

La Casa Cilla o molino de los Diezmos y Primicias se encuentra situada al Sur del casco antiguo del núcleo urbano de Espera. Es un antiguo edificio construido en la segunda mitad del siglo XVIII para uso de pósito de granos de las rentas decimales del Arzobispado Hispalense.

<img src="Casa Cilla.jpg" alt="Almazara en dibujo"/>


La Casa Cilla o Molino de los Diezmos es uno de los testimonios históricos más representativos de la ciudad de Espera y constituye un ejemplo de la importancia de la industria aceitera en la Sierra de Cádiz. 

El interior conforma un conjunto estructural sobresaliente por su organización y excelentes materiales, así como por los detalles decorativos, lo que hace al edificio ser considerado uno de los más sobresalientes de las cillas almazaras de la provincia de Cádiz.

Es una de las más representativas de las trece cillas de la provincia de Cádiz que se conservan, destacando tanto por su estructura arquitectónica como por los elementos compositivos de su fachada, ya que está concebida como una casa palacio en la que resalta su monumentalidad.

Es, además, la única cilla-almazara de la provincia de Cádiz y una de las pocas cillas de Andalucía que conserva la estructura funcional completa, pues forma parte de un conjunto arquitectónico compuesto por la Casa Rectoral y Casa de Labor, conteniendo aún los antiguos graneros, la bodega, la almazara con su molino, los almacenes de aceite y las oficinas administrativas, con la peculiaridad de continuar con el uso tradicional, pues sigue funcionando como almazara aunque con maquinaria moderna. 

Todo lo cual ha justificado su inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural.

Datos Históricos
La Cilla de Espera fue edificada por el cabildo arzobispal hispalense en la segunda mitad del siglo XVIII como indica el azulejo que corona la portada principal. En él figura la Giralda de Sevilla flanqueada por dos jarrones de azucenas y una tarja lítica que descansa en el cornisamiento de la propia portada, en la cual, con letra capital incisa, reza: "Esta casa de Diezmos del Cabildo de la Santa iglesia de Sevilla se hizo siendo su Administrador de rentas decimales Don José.......Barpresa, Año 1.771".

Su finalidad era almacenar los diezmos. 

Su autoría puede relacionarse con Ambrosio de Figueroa o su hijo Antonio Matías, arquitectos diocesanos en ese período. 

En el año 1848, tras la supresión de los diezmos, pasó a manos particulares.

La industria aceitera tiene importancia en la Sierra de Cádiz desde la antigüedad aunque la producción fue limitada por la extensión de las tierras dedicadas al cultivo del olivar

lunes, 8 de junio de 2015

Castillo de Fetetar

Fortaleza islámica de planta irregular en Espera

De  estilos de épocas diversas, resultando de su dilatada construcción en el tiempo, asentada en la roca de origen del pronunciado promontorio de Fatetar, en cuya ladera meridional se encuentra la ciudad de Espera. 

<img src="Castillo e Fetetar.jpg" alt="castillos de Cádiz en dibujo"/>

En 1299 Fernando IV concede el castillo y la villa a Juan Arias de Quadro, en 1375 pasa a los Portocarrero y en 1394 se incorpora al Señorío de los Ribera cuando D. Per Afán de Ribera compra la villa y las tierras que la rodean en 24000 maravedíes. Durante esta época los espereños participan en numerosas campañas contra los musulmanes.

Los restos más antiguos pertenecen a la época romana, correspondiendo a la base del primer cuerpo de la torre de homenaje, de planta cuadrada y ángulos exteriores achaflanados, encabalgada en la zona central del flanco Norte de la cerca. Excavado en la roca virgen que forma el basamento de este torreón, existe un primer aljibe de unos dos metros de diámetro que se llena con el agua de lluvia caída en el propio terrado. 
De época visigoda puede ser el recrecimiento de la torre de homenaje, el refuerzo de la primera cerca y la torre situada tras la puerta actual orientada a poniente. Un dintel enterizo decorado con tres estrellas incisas de seis puntas inscritas en círculos sobre un vano ciego, aparejada en buena sillería, parece indicarlo. 
La ocupación árabe del castillo se manifiesta en una segunda ventana ciega de arco lanceolado y alfiz que campea bajo las ménsulas de un matacán o buharda de defensa, que configura una especie de liza en el actual perímetro Suroeste de la fortaleza. Delante del muro Oeste se construyó, profundizando en el suelo, un segundo aljibe de grandes proporciones cubierto con fajones y bóveda de cañón, cebado por la recogida de aguas de una azotea protegida a poniente por un contramuro a modo de barbacana del sistema poliorcético. 

Bajo dominio cristiano, en el siglo XIII, de la orden Alfonsí de Santa María de España, y en el siglo XIV de los Ponce de León, Portacarreros y definitivamente de la Casa de los Riberas, se realizan algunas modificaciones y reparos y se labra en el ángulo Suroeste la pequeña ermita de Santiago.

viernes, 5 de junio de 2015

Espera en dibujo

..en esta clave

Espera es un municipio andaluz de la provincia de Cádiz.

Espera ha estado habitada desde la más remota antigüedad, prueba de ello son los restos arqueológicos que se han encontrado en su término, como pueden ser varias colecciones de útiles de piedras talladas pertenecientes al Paleolítico.

Gentilicio: Espereña/ño


<img src="Espera.jpg" alt="dibujos de pueblos blancos"/>
Andalucia Flag of Andalucía.svg Cádiz  Flag Cádiz Province.svg

A Espera

Vestigios de Viejas Villas
Pervive en el tiempo Carissa
Entre lagunas dulces y saladas
De Hondilla a zorrilla

Pilones de piedra por los caminos
Serones agrijados y yugos en los bueyes
Lombardas, truenos en carretas herradas
Vienen de Sevilla adelantados aguerridos

Huellas indelebles por los caminos
De armas, bastimentos y almadraques
Mil bestias transportan a mujeres e hijos
Carpinteros, artesanos y peregrinos

Muda de nuevo la piel Fetetar
Un castillo de la Cora de Saduna
Clérigos y legos por Aljamas de Judíos
Diezmos, blasón y chambelán.

Mengua el Emirato Nazarita
Rezuma el reparto por lotes de Villas
De realengo, con señoríos de hidalgos
Se diluye en el tiempo Esperilla

Crece la palustre por los humedales
Cordones de taraje, carrisco y eneas
Cinturón de juncos en el Saltillo
Frenan al secano y a los pastizales

Se apacigua el cielo de bienestar
¡Ajá! Se enrojecen los Girasoles
Lucen los luceros y las farolas
En el cabezo de Fetetar.


Piropos literarios

Juan Romero
-------------------------------------------------------

HISTORIA


Numerosos han sido también los hallazgos pertenecientes a las culturas Turdetanas, Íberas y Cartaginesas; pero es en la época de la Conquista Romana cuando aparecen las dos ciudades de Carissa Aurelia y Esperilla, ambas localizadas en los alrededores de la actual villa. Tras los Romanos llegan los Visigodos, que levantaron una fortaleza sobre los restos de una fortificación romana, donde hoy se alza el Castillo.

La Conquista Musulmana significó la destrucción total de Carissa y el establecimiento de los nuevos habitantes alrededor de un nuevo recinto de defensa, que sigue tomando como base el Castillo de Fatetar, mandado a construir por Abderramán III. Con Fernando III pasa a manos cristianas y sirve como fortaleza fronteriza hasta la caída del Reino de Granada. Cuando éste cayó la función militar del Castillo desaparece y es entonces cuando los espereños comienzan a construir sus casas en los lugares más llanos, a lo largo de las laderas, existiendo dos villas: "La Villa Vieja" arriba, dentro de los muros del castillo y "La Nueva" en el actual emplazamiento del pueblo.