viernes, 24 de julio de 2015

Reliquias de Bornos

Recreación por aproximación del Monasterio de san Jeronimo.

Dibujo en clave del Sur de Romero.


<img src="San Jeronimo.jpg" alt="dibujo de monasterio"/>


El 18 de Noviembre de 1493 Don Francisco Enríquez de Ribera, señor de Bornos designa el lugar donde se había de construir el Monasterio de Nuestra Señora del Rosario del orden de San Jerónimo, (“ocho aranzadas de tierra quasi en cuadro”).
El 01-11-1505, justo doce años más tarde ya estaba construida la Iglesia del Monasterio Jerónimo de Bornos. Pero veamos quien fue su mecenas, aunque ya se ha escrito mucho de él en nuestro blog.
Solamente unas palabras para recordar que era hijo de Don Pedro Enríquez y Doña Beatriz de Ribera y que, a la muerte de ésta, casó nuevamente con la hermana de Doña Beatriz, Doña Catalina de Ribera, de cuyo segundo matrimonio nacen Fadrique y Fernando, hermanastros de Don Francisco, primerísimos personajes en la familia que conviene recordar porque protagonizaron un penoso incidente a la muerte de Don Francisco, por cuyo motivo llegan problemas y desventuras al Monasterio de los Jerónimos, como veremos.
El día 1 de Noviembre de 1505, muy de mañana, se estaba preparando una comitiva en la puerta del castillo-fortaleza de Bornos. Una carroza con tiro de seis mulas y un auriga vigilante a la que seguían varios caballeros en vistosos corceles.
Un caballero, que debía ser el jefe de la comitiva, rodeó la formación y se situó en la entrada de la fortaleza para hablar con el Alcaide Alonso del Castillo e informarle de que todo estaba a punto.

Para saber más visitar la página del autor del articulo en http://bornichosporelmundo.blogspot.com.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentando me ayudas con este proyecto, (Gracias)