Barbate de la Breña

 Las Joyas de la Janda.

Barbate de la Breña y del Atún-

Barbate toma su nombre de su rio y que los romanos llamaron Belón, así como los árabes denominaron Barbate.

Costa de la Luz / Cádiz. N° de Habitantes 22912, aproximadamente

Gentilicio: Barbateños/as

Barbate de los Atunes y la Breña


Los yacimientos encontrados en el termino municipal de Barbate nos hablan de que la presencia humana tiene en estas tierras unos orígenes que se remontan a la Prehistoria. Aunque es de suponer que ya los primeros pobladores de las costas barbateñas conocían y aprovechaban la riqueza de su litoral.

Algunos historiadores localizan a orillas del río Barbate la famosa batalla en la que el rey godo Don Rodrigo perdiera la vida y el reino (año 711), siendo éste el inicio de la invasión árabe; otros autores la llaman Batalla de la Janda, laguna hoy desecada, cruzada antes por el rí­o Barbate -los historiadores árabes la denominan simplemente "batalla del lago"-; y, por último, este mismo decisivo acontecimiento de nuestra historia lo sitúan algunos autores en las proximidades de Jerez de la Frontera, siendo conocido también con el nombre de batalla de Guadalete.

Mediante el sistema de la almadraba, un sistema de redes para pescar atunes,  nació una gran industria que hizo de la zona gaditana un centro exportador conocido en todo el Mediterráneo. Desde el siglo V a. C. los griegos de Atenas mencionan el garum procedente de nuestras costas. Se trataba de una especie de salsa elaborada a partir de atún, morena y caballa. Las naves de comercio hubieron de sortear un poderoso obstáculo: la condición de frontera geográfica entre África y Europa, junto con una vía fluvial que facilitaba a los barcos corsarios las acciones de pillaje en las zonas agrícolas del interior, dificultaban el asentamiento humano en el litoral y las consecuentes relaciones comerciales.

Con el dominio marítimo y terrestre operado por Roma, es precisamente bajo la égida romana cuando la zona cobra mayor entidad. Los primeros testimonios escritos nos hablan del puerto de Baesippo, situado al parecer en la desembocadura del río Barbate y que se convierte pronto en un próspero enclave debido a su industria pesquera y de salazón heredada de la época fenicia.

Los avatares de la Reconquista convertirá esta zona en línea fronteriza.

En la larga guerra contra los musulmanes tiene su origen la Casa Ducal de Medina Sidonia, que extenderá sus dominios por toda la comarca y explotará sus almadrabas.

Durante todo el siglo XIX la localidad pasa por ser una pequeña y humilde aldea de la que apenas queda constancia, como la de un incendio que la asoló (mediados del XIX) con apenas cincuenta vecinos. Con la explotación de las almadrabas por la familia Romeu a finales de XIX y la construcción de "la chanca" o fábrica de atún, se produce el gran revulsivo que la economía local necesitaba, multiplicándose la población por veinte en poco tiempo.



Comentarios